Chaperos


Sobre las Experiencias con Chaperos

Seguramente te has de preguntar qué son los chaperos; pues déjame decirte que los chaperos son hombres que tienen relaciones sexuales con clientes del mismo sexo, o sea, con hombres.

Estos a diferencia de los transexuales no tienen demasiados conflictos sexuales y saben que son hombres, la única condición es que pueden admitir y tolerar relaciones sexuales con hombres.

El chapero es un término que se le da a un prostituto que vende favores sexuales a otros hombres. Alguien que vende su cuerpo para tener sexo con mujeres es llamado gigoló.

Comúnmente los chaperos son jóvenes que venden su cuerpo en las calles y la prostitución de chaperos con más frecuencia se ofrece en los nuevos medios informáticos como el Internet.

Por lo tanto, muchos jóvenes rentan sus servicios y se convierten en acompañantes que ofrecen sus servicios sexuales como los transexuales o las prostitutas entrando así en competencia dentro del mercado sexual.

Los chaperos cumplen también una de las fantasías sexuales de los hombres que tienen familia y hasta cierto punto mantienen relaciones estables.

Satisfaciendo una necesidad que ahí está es como encuentra mercado la labor de un chapero. Pero, tal vez te preguntes cuál es la diferencia exacta que existe con el transexual. Los chaperos se especializan en la satisfacción sexual de la fantasía de tener relaciones con personas del mismo sexo.

Los chaperos también son mal vistos por el exceso de moral que reina en nuestra sociedad ya que los chaperos al igual que los
transexuales y las prostitutas son asociados con la mala vida y alejados de las buenas costumbres.

Existen chaperos que se dedican a esa actividad no sólo por el dinero, también lo hacen por satisfacerse sexualmente y la retribución económica que perciben pasa a segundo término, ya que mediante el pretexto de pago pueden justificar su actividad o su necesidad sexual.

El mercado de los chaperos en algunas ciudades que cuentan con una población mayor tiene suficiente demanda y ha establecido algunos grupos que ya han sido ubicados por las personas que requieren de esos favores sexuales.

A estas alturas te podrás imaginar que los chaperos también son un tema tabú que se evita abordar por la sociedad, pero debemos ser francos, para que exista la oferta debe existir la demanda y cualquiera que sean tus preferencias sexuales todas las personas somos diferentes y pensamos de forma distinta; entonces, ¿por qué no habríamos de tener preferencias sexuales distintas donde no solo sea tener relaciones hombres con mujeres?

La sexualidad existe y se ejerce de maneras distintas nos guste o no. Por eso siempre encontraremos distintos gustos sexuales.