Travestis


Sobre las Experiencias con travestis

Es bien sabido que una persona transexual tiene un conflicto con el género que se le asignó al nacer y la persona o individuo no está de acuerdo con su cuerpo físico. Las personas transexuales encuentran que su identidad sexual está en conflicto con la anatomía que les tocó.

Por eso podemos encontrar lesbianas que quieren ser hombres y les atrae el sexo femenino y a los hombres que se quieren sentir y ver como mujeres y tener sexo con hombres.

El tema de la transexualidad se ha satanizado un poco ya que son mal vistos por la sociedad los gustos y preferencias sexuales de los hombres que quieren ser mujeres y que practican el sexo con personas de su mismo género. La opinión tan mala que ha tenido esta tendencia sexual se debe a las costumbres morales que rigen a la sociedad y a las creencias religiosas imperantes.

Existen hombres que han tenido experiencias con travestis por la simple curiosidad de saber que se siente una relación con una persona del mismo sexo que pretende ser mujer. No hay que negar que existan travestis que tienen más feminidad que las mismas mujeres y que se esfuerzan en su arreglo personal tanto así que pueden pasar totalmente como una mujer más, a menos que su voz ronca los delate.

Las experiencias travestis han exisistido desde tiempos inmemoriales y han existido desde siempre. En la cultura romana existen indicios de que ya en ese entonces los romanos tenían relaciones sexuales con personas del mismo género. La diferencia que existe de aquel tiempo al nuestro. Es la discreción con que se manejaba en aquel entonces, comparada a la que ahora existe que ha sido más liberal y abierta ya que los travestis y las relaciones entre personas del mismo sexo han sido una lucha que se ha ido cuesta arriba para tener su espacio.

Hay quien tendrá sus argumentos a favor o en contra de las experiencias sexuales con travestis, pero es una realidad que no se puede negar y que no podemos tapar con un dedo. Los travestis los podemos encontrar en el mundo del entretenimiento en shows de centros nocturnos, en agencias o lugares ofreciendo sus servicios sexuales. Y aunque no queramos reconocerlo también tienen demanda como cualquier prostituta ya que las personas tienen fantasías sexuales que deben ser satisfechas a toda costa. Por eso los podemos encontrar también estableciendo relaciones formales y uniendo lazos de afecto, además de lazos sexuales como una pareja normal.

Las experiencias con travestis algunas personas las ven de manera muy normal y eso se debe a que son más abiertas de mente o como se le dice “open mind”. Por eso la próxima vez antes de ver con malos ojos a los travestis debemos pensar en que cada quien tiene diferentes tendencias sexuales y que todos sin excepción buscan satisfacerlas de alguna u otra manera.